ITA - ENG - ESP - DEU - FRA - RUS - JAP - UA - KR - PL - USA - SI

La salud a través de la alimentación.

La cultura de la verdadera salud no puede prescindir de una alimentación sana, equilibrada y natural y que, con todo, no contenga los contaminantes más tóxicos y, que al mismo tiempo, contenga las preciosas plantas medicinales que puedan ayudarlo a controlar la verdadera emergencia sanitaria del mundo moderno: alergias e intolerancias. Profundización.

Las intolerancias alimentarias son muy frecuentes y se manifiestan incluso de formas totalmente inesperadas. Mientras que es fácil imaginarse que las dermatitis, la comezón y los episodios de gastroenteritis puedan estar asociados a la alimentación, por cierto es mucho menos sencillo imaginarlo de la otitis, cistitis, gingivitis, conjuntivitis, pancreatitis o artritis. Sin embargo, son realmente muchas las formas en las que se puede manifestar una intolerancia.

Patologías asociadas con frecuencia a la alimentación

  • Lagrimación constante, irritaciones, conjuntivitis agudas y crónicas
  • Pelo seco, áspero y opaco
  • Caspa, pérdida de pelo por zonas
  • Olor desagradable de la piel
  • Comezón constante en zonas limitadas
  • Lamido de la pata
  • Dermatitis, secas o húmedas, en la zona dorsal y ventral
  • Dermatosis del escroto
  • Piodermitis
  • Eccema del pabellón auricular
  • Otitis crónica
  • Deseo exagerado de comer hierba
  • Vómito en ayunas o alimentario
  • Borborigmos y flatulencia
  • Inflamación de los sacos anales
  • Diarrea crónica

¿Qué hay que hacer?

Por lo general, ya es suficiente con sustituir el pienso a base de carne derivada de la cría intensiva (casi todos) con aquellos a base de pescado de mar, ecológicos o basados en proteínas de animales criados en pastoreo para eliminar los contaminantes tóxicos y ver desaparecer la mayoría de los problemas descritos en un plazo de tiempo entre una y tres semanas.

Obviamente, permanecerán los casos debidos a alergia, y otras causas, pero el porcentaje de éxito de los modelos dietéticos de SANYpet supera cualquier expectativa.

Todas las líneas FORZA10 se basan sobre los principios antes descritos

El porqué de las numerosas reacciones adversas a alimentos

En el perro y en el gato se manifiesta claramente un fuerte porcentaje de enfermedades asociadas a la alimentación:¿por qué?

Es indiscutible que la vida media del hombre y de los animales domésticos ha aumentado netamente en pocas décadas. Sabemos que el hombre ya ha alcanzado una vida media de ochenta años; mientras que el perro, cuya vida media estaba comprendida, hasta hace veinte años atrás, entre los ocho y los trece años, según la raza y el tamaño (los perros de razas grandes siempre vivieron menos que las razas pequeñas), ahora alcanza con facilidad como mínimo 12/13 años y como máximo supera los veinte años.

Esto está vinculado fundamentalmente a un modelo de vida sin privaciones ni carencias de alimentos y a las vacunas que, literalmente, casi han hecho desaparecer las enfermedades infecciosas más graves. Asimismo, los antiparasitarios actuales tienen una eficacia inigualable y consiguen mantener bajo control la mayorías de las parasitosis más temidas.

Sin embargo, existen dos nuevas emergencias que amenazan a todos y que permiten llegar a una edad media envidiable, a cada uno de nosotros y a nuestros pequeños amigos, solo si se consigue evitarlas.

La primera es la contaminación.

El responsable de esto, como es fácil imaginar, es siempre el hombre, a menudo inconsciente de su capacidad de alterar los ciclos naturales y las leyes que, desde siempre rigen la vida en el planeta. El equilibrio biológico en nuestro planeta se ha mantenido hasta que el hombre comenzó a forzarlo para asegurar el alimento necesario al imperioso aumento de la población mundial y para dar a cada uno un nivel de vida absolutamente incompatible con la sostenibilidad ambiental.

La utilización de fertilizantes, antiparasitarios, anticriptogámicos, antifúngicos, desinfectantes, antibióticos, hormonas, ácidos y todas las herramientas químicas que se ha inventado para plegar el medio ambiente y los animales de cría a nuestras necesidades, ha contaminado todo y alterado profundamente la biología de la tierra. En los terrenos cultivados, el humus, el sustrato de microflora y microfauna necesarios para que la tierra se mantenga fértil, ha sido destruido y el único modo para producir las cantidades que impone el crecimiento continuo de la población es aquel de utilizar fertilizantes químicos, acompañados por enormes dosis de herbicidas y antiparasitarios. No existe una planta o animal que no haya sido infestado por parásitos cada vez más indestructibles, y es suficiente entrar en una cooperativa agrícola o en una tienda de jardinería para quedar paralizados ante la exposición impresionante de venenos existentes en comercio.

La segunda emergencia es la carencia absoluta de Omega3 en la alimentación tanto del hombre como de sus pequeños amigos. ¿Por qué? Para variar, la responsabilidad es del hombre que, siempre para aumentar la productividad del ganado, ha interrumpido el ciclo de la hierba, único alimento (además del lino y el cáñamo, casi inutilizados actualmente) para los animales terrestres rico de Omega3, sustituyéndole con los ensilados de maíz, ricos solo en Omega6. De esta manera, ha desequilibrado completamente el equilibrio natural y ha creado las condiciones para ulteriores y continuos procesos inflamatorios. De hecho, los Omega3 tienen un poder antiinflamatorio, mientras que los Omega6 tienen un poder exactamente contrario, creando las bases para inflamaciones crónicas ubiquitarias. Por consiguiente, si los herbívoros comen la hierba, su leche, carnes, quesos y huevos serán ricos en Omega3, si comen maíz, caracterizado por la presencia exclusiva de Omega6, serán una bomba de Omega6. Los Omega6, indispensables y útiles, son beneficiosos solo si están en equilibrio con los Omega3.

Lo mismo que sucede en el hombre, sucede en los perros y gatos. Los alimentos utilizados en el mundo del alimento para mascotas se basan sobre un cereal (arroz, trigo o maíz, ricos exclusivamente en Omega6), sobre las harinas de carne y grasas animales, casi totalmente carentes de Omega3. Es decir que la presencia de procesos inflamatorios crónicos está casi garantizada.

Las únicas soluciones aplicables en el mundo de los alimentos para mascotas son la utilización de pescado de mar y su aceite, o de alimentos ecológicos, únicas fuentes alimentarias capaces de contrabalancear el desequilibrio creado por la utilización de cereales.

Esto es así porque el pescado de mar y su aceite son muy ricos en Omega3, mientras que los alimentos ecológicos para perros y gatos contienen una cantidad suficiente, porque es asegurada por harinas de animales criados en pastoreo, es decir con hierba.

Alergias e intolerancias alimentarias

Las alergias e intolerancias alimentarias aumenta constantemente, tanto en el hombre como en los perros y gatos, y es lógico preguntarse qué se puede hacer. Si bien no existen evidencias científicas claras, como hemos visto dicha causa está estrictamente asociada al enorme aumento de sustancias contaminantes (xenobióticos) presentes en el medio ambiente y en la cadena alimenticia. Si tomamos como ejemplo el oso polar, descubrimos que este animal, que vive en un entorno insospechable desde el punto de vista de la contaminación, es aquel más contaminado con una repercusión grave especialmente sobre su fertilidad. La explicación de su grado de contaminación la encontramos en la cadena alimenticia: el oso se alimenta de peces y focas que se alimentan a su vez de peces más pequeños que se alimentan de algas o de plancton. Toda la cadena tiene contacto con las distintas sustancias que llegan al mar a través de los ríos de los países industrializados.

El problema se presenta y, de forma mucho más abrumadora, en los animales terrestres. En este caso la cadena alimenticia lleva a una acumulación directa de sustancias químicas y farmacológicas que por lo general no se descomponen. De hecho, mientras que la contaminación marina está asociada a factores indirectos (el contacto casual con sustancias tóxicas que vagan por el océano) aquella terrestre es directa, porque está asociada a la administración y utilización, a menudo diaria, dentro del ámbito de las leyes vigentes, de moléculas farmacológicas y químicas en todos los animales de cría intensiva.

La introducción de sustancias contaminantes en el organismo (antibióticos, hormonas, fitofármacos, antiparasitarios, anticriptogámicos, metales pesados, melamina, dioxina, policlorobifenilos, nitritos, nitratos, etc.) también se produce a través del aire y del agua, pero el vehículo fundamental es la alimentación.

A través de la cadena alimenticia llegan residuos de una cantidad impresionante de toneladas de productos químicos de síntesis, usados especialmente en la industria, en la agricultura y en la cría intensiva. Lamentablemente, las cantidades introducidas anualmente en el medio ambiente se suman, llevando a un nivel impresionante la contaminación química y farmacológica de todo el planeta. 

Si se considera que antes de la segunda guerra mundial, la producción mundial de productos químicos era de alrededor de un millón de toneladas mientras que ahora es de unos 500 millones de toneladas, se puede tener una explicación clara de la explosión de las intolerancias y alergias.

Quien vivió su infancia después de la guerra puede confirmar que, en ese período, las intolerancias alimentarias no existían y que las alergias eran menos frecuentes. Asimismo, la aparición de las alergias se producía exclusivamente en la primera infancia o en la adolescencia. Actualmente, tanto las intolerancias como las alergias aparecen en todas las edades, y no es raro observar la aparición improvisa de tales fenónemos en personas de 70 u 80 años y en perros o gatos de 10 o 12 años o más.

La explicación pareciera sencilla: cada individuo tiene una capacidad específica de “absorber” dichos venenos. Una vez superada dicha capacidad aparecen las alergias y/o intolerancias, el flagelo de nuestra época.

SANYpet, se ha impuesto como misión el objetivo de restablecer los principios de alimentación según lo previsto por la maestra más grande: la naturaleza. De esta manera se podrá observar en todos los perros y gatos un mejoramiento neto del estado de salud, demostrado de forma inconfundible por un cambio extraordinario en el estado del pelo.

 

¡Confía en FORZA10!