ITA - ENG - ESP - DEU - FRA - RUS - JAP - UA - KR - PL - USA - SI

Guía para los consumidores

Según El Código de Buenas Prácticas de Etiquetado de Alimentos para Animales de Compañía de  F.E.D.I.A.F – FEDERACIÓN EUROPEA DE FABRICANTES DE ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA  (20 octubre 2011).

 

1. Introducción

Esta sección está destinada a ofrecer una información más completa sobre los diferentes contenidos de la etiqueta, con el fin de ayudar al cliente a tomar la decisión más adecuada.

No es una guía exhaustiva por lo tanto se puede contactar con el fabricante SANYpet escribendo a la dirección de correo electrónico forza10@forza10.com para obtener más información sobre los diferentes productos.

2. ¿Por qué etiquetar el alimento para mascotas?

Los alimentos para mascotas, como cualquier otro tipo de alimento, deben ser etiquetados de acuerdo con la normativa vigente para asegurar que el cliente recibe la información correcta sobre el producto que desea comprar. El cliente encontrará la siguiente información legal en las etiquetas de los diferentes alimentos:

  • Nombre y Descripción del producto
  • Composición (lista de ingredientes)
  • Componentes analíticos (información sobre los niveles de nutrientes)
  • Información sobre los aditivos
  • Fecha de durabilidad mínima y lote,
  • Nombre del fabricante o el distribuidor y datos de contacto para obtener más información
  • Cómo utilizar el producto (Instrucciones de uso)
  • Declaración de peso neto y/o cantidad neta

Esta sección proporciona más detalles sobre cada una de las áreas, con el fin de ayudar a entender la información que se proporciona al consumidor.

3. Nombre y descripción del producto

En la mayoría de los alimentos para mascotas por lo general figurará el nombre como:

"Alimento completo para mascotas X" o

"Alimento complementario para mascotas X".

Sin embargo, los términos completo y complementario pueden ser sustituidos por "compuesto" en otras especies de mascotas, a excepción de los piensos para perros y gatos.

La X indica la especie (por ejemplo, perro o gato), y generalmente la etapa de vida de los animales, por ejemplo, "alimento completo para perros adultos".

¿Qué significa completo y complementario?

Completo indica que el alimento proporciona todos los nutrientes que la mascota requiere cada día, siempre que se administre según las indicaciones.

Complementario indica que el alimento ha de ser mezclado con otros componentes (por ejemplo, un alimento húmedo mezclado con una galleta), o que puede ser empleado como aperitivo o como premio para la mascota, por ejemplo como complemento para ayudar a mantener el bienestar (ejemplo: para el cuidado bucal o como forma de interacción diaria del cliente con su mascota).

4. Variedades de productos a elegir por el cliente

4.1 ¿Qué variedades de producto existen?

El cliente estará familiarizado con el hecho de que los fabricantes ofrecen diferentes variedades para sus mascotas. Estas variedades pueden referirse a la inclusión de ingredientes específicos, a la especie a la que está dirigido el producto o al contenido de carne (por ejemplo, "con zanahorias", "con pollo", "con pescado" o "rico en carne de buey").

Pero, ¿qué significan realmente estos términos?

Los fabricantes suelen utilizar una serie de materias primas de origen animal en sus productos para asegurar que las mascotas reciben siempre la nutrición adecuada [véase también la sección "¿Por qué utilizar categorías" / "¿Qué son la carne y los derivados animales"; ver a continuación].

Así, cuando se menciona la variedad de una especie animal o el contenido de carne, se refiere a determinadas materias primas de origen animal autorizadas en los alimentos para mascotas.

4.2 ¿Cuáles son las cantidades incluidas de ingredientes alegados en el alimento para mascotas ?

Si aparecen términos como "con" / "rico en" en la etiqueta, han de estar presentes las siguientes cantidades que además deben figurar en la etiqueta:

"Aromatizado con X"           = menos del 4%

"Con x"                              = X por lo menos 4%

"Rico en X"                         = X por lo menos 14%

"Menú X"                            = X por lo menos 26%

Algunos de los ingredientes, por ejemplo los que tienen un sabor intenso, como las hierbas, deben incluirse necesariamente en cantidades inferiores.

Las cantidades indicadas pueden basar su cálculo en la rehidratación, como se explica en el punto 6.3.

Ejemplo: "con zanahorias", la variedad tiene que contener por lo menos el 4% zanahorias frescas o una cantidad equivalente de zanahorias desecadas/deshidratadas.

5. ¿Qué significa “bajo en grasa” o “rico en proteína” ?

Para algunos animales, podría ser beneficioso contar con una dieta ligeramente diferente de las dietas estándar que se encuentran disponibles. Por ejemplo, un perro de trabajo, como los perros pastores, podría requerir un nivel de proteína más elevado.  El fabricante está autorizado a dejar constancia de ello introduciendo una alegación, como "rico en proteína” en el envase. Esto significa que el contenido en proteína es al menos un 15% mayor que el contenido en proteína de un producto "estándar"*

Del mismo modo, si el reclamo es "reducido", que significa que el nivel del nutriente o del material señalado por lo menos 15% menor que en una situación similar producto "estándar"*.

* Si no se explica en la etiqueta, se hará referencia al producto estándar para adultos de la misma gama.

6. Composición (Lista de ingredientes)

Los fabricantes de alimentos para mascotas pueden seguir dos vías para declarar los ingredientes utilizados en la receta:  por un lado declarando los ingredientes específicos (por ejemplo, proteína de pollo deshidratada, trigo, harina de soja, almidón de maíz, grasa de pollo, etc.) o declarando los nombres de las categorías definidas en la legislación de la UE (por ejemplo, carnes y subproductos animales, verduras, cereales, minerales, etc..).

En el caso de los minerales, para evitar una larga lista de nombres, los fabricantes de alimentos para mascotas están de acuerdo en la posibilidad de utilizar el nombre de la categoría, incluso para la declaración de ingredientes (por ejemplo, "minerales" en lugar de carbonato de calcio, cloruro sódico, cloruro potásico, etc.).

6.1. ¿Por qué utilizar las categorías?

Con el fin de producir alimentos nutritivos asequibles para todo el público, la industria de alimentos para mascotas utiliza aquellos productos excedentarios derivados de la cadena alimentaria humana. Esto tiene la ventaja de poder emplear productos muy nutritivos, que ya no están "de moda" en la alimentación humana, dependiendo de los países y los hábitos culturales (por ejemplo, pulmones, estómago, callos, hígado, corazón, riñones, etc. ). Además, esto implica que estos productos puedan ser empleados íntegramente, de manera que, si no se utilizasen como alimentos para mascotas, tendrían que ser eliminados afectando negativamente al medio ambiente.

6.2. ¿Qué significa la categoría “carnes y subproductos animales” ?

La definición de la categoría y los términos "carnes y subproductos animales", incluye "todas las partes carnosas de los animales de sangre caliente, frescos o conservados mediante el tratamiento adecuado, así como todos los productos y derivados del procesado de las canales o partes de la canal de animales de sangre caliente ".  Además, todos los productos de origen animal empleados en los alimentos para mascotas proceden de animales ya aprobados como aptos para consumo humano.

La Industria Europea de Alimentos para Mascotas considera como carne no sólo el músculo esquelético, sino también de otras partes del animal como: tripas, hígado, corazón, riñones, etc., que son muy nutritivos para los animales domésticos.

6.3. “Toque de atención” sobre la presencia de un ingrediente (materia prima)

La legislación permite a la industria llamar la atención sobre un ingrediente específico que ha sido añadido, indicando el porcentaje de dicho ingrediente en la etiqueta. Sin embargo, las materias primas no siempre están disponibles en forma fresca o congelada, por lo que pueden ser añadidas también en forma seca (por ejemplo, para mejorar la manipulación o la disponibilidad estacional).

En alimentos húmedos, como en el producto hay siempre el agua suficiente para rehidratarlos a su nivel de humedad original, se permite tener en cuenta la forma en que fueron añadidos al producto final. Por lo tanto, es posible observar en una lata o una bolsa de alimento lo siguiente:

Composición:                                "materia prima (a), materia prima (b), materia prima (c),

zanahorias (frescas o congeladas) (4%), materia prima (d), materia prima (e) "

o

"materia prima (a), materia prima (b),

materia prima (c),

zanahorias (7,4% a partir de zanahorias desecadas/deshidratadas), materia prima (d), materia prima (e)"

En un alimento seco, donde no existe suficiente agua disponible, es posible obtener información sobre la cantidad de ingrediente seco en relación a la materia fresca:

Composición:                                materia prima (a), materia prima (b), materia prima (c), materia prima (d), zanahorias desecadas/deshidratadas 2% *, materia prima (e)

* Equivale a un 9,6% de zanahorias frescas

7.         Lista de Aditivos

7.1 ¿Por qué esiste aditivos en los alimentos para mascotas?

En los alimentos para mascotas, los ingredientes son considerados materias primas (por ejemplo, hígado de buey, zanahorias, heno, etc.) o aditivos (por ejemplo, vitamina C, Zinc, caramelo, tocoferoles (=vitamina E ), etc.).

Del mismo modo que los aditivos se utilizan en los productos para la alimentación humana con el fin de ayudar a proporcionar la textura o el color, por ejemplo, o para mantener la calidad del producto, pueden ser utilizados en los alimentos para mascotas. Además, las vitaminas, aminoácidos y oligoelementos - por ejemplo, el hierro - también pueden ser añadidos al alimento para asegurar que el producto es nutricionalmente completo para la mascota. Muchos de los aditivos utilizados en alimentos para mascotas también se utilizan en la alimentación humana. En base a lo que indican las autoridades competentes, existe un proceso estricto para asegurar que todos los aditivos son autorizados en base a las normas de seguridad alimentaria y sanidad animal.

Este proceso de autorización evaluará si el aditivo en cuestión representa un riesgo para la salud de los animales y si es eficaz para los fines previstos.

Las empresas tienen permitido únicamente el uso de aditivos autorizados y, en general, han de emplear la menor cantidad posible que proporcione el efecto deseado.

7.2 ¿Cómo se etiquetan los aditivos?

Los aditivos están agrupados según la legislación pertinente en diferentes categorías y grupos funcionales según su propósito. Por ejemplo, dentro de la categoría "aditivos nutricionales" se incluyen los grupos funcionales de "oligoelementos", "vitaminas" o "aminoácidos".

Los fabricantes están obligados a etiquetar determinados aditivos precedidos de la palabra "Aditivos", indicándose a continuación las categorías y grupos funcionales de los aditivos empleados, seguidos del nombre y/o número de identificación y la cantidad añadida. Los grupos funcionales de los "conservantes", "colorantes" y "antioxidantes" pueden ser etiquetados con el nombre del grupo funcional.

Algunas sustancias, como vitaminas, oligoelementos y aminoácidos, también pueden ser declarados como "componentes analíticos". (Consultar la sección 10 “Información Analítica"). Esto puede suceder cuando se presta una especial atención en la etiqueta (en forma de dibujo) o cuando existe una alegación al respecto en la etiqueta (por ejemplo, alto nivel de vitamina E).

 Si se declaran bajo el término "componentes analíticos", la cantidad etiquetada será la cantidad total de la sustancia presente en el alimento terminado, al final de su vida útil.

El nivel incluido bajo el término “aditivos” es la cantidad de la sustancia añadida con el fin de suplementar y llegar al nivel establecido en la receta original.

El nivel incluido bajo el término “componentes analíticos” es la cantidad total de los nutrientes analizados, por lo que algunos pueden proceder de la adición de suplementos y otros derivan de la adición de determinadas materias primas.

Para algunos nutrientes (por ejemplo vitaminas) la cantidad se reduce con el tiempo de conservación, por lo tanto, la cantidad declarada dentro de componentes analíticos es la cantidad total al final de su vida útil.

Si existen dudas sobre la presencia o cantidad de un determinado aditivo que no está en la etiqueta (o si se quiere conocer la cantidad total de aditivos en el producto), existe la posibilidad de ponerse en contacto con los fabricantes para conseguir más información.

8. Información analítica

Esta lista ha de estar precedida por el título: "componentes analíticos".

Esta información es similar a la información nutricional que se encuentra en el envase de los alimentos dedicados a la nutrición humana y, en el caso de perros y gatos ha se incluir:

  • proteína (bruta)
  • contenido en aceites y grasas brutos.
  • fibras brutas
  • ceniza bruta.

Para el resto de especies animales el etiquetado de los componentes analíticos del alimento se considera voluntario.

Existe la obligación legal de utilizar ciertas palabras en la etiqueta como "bruto" y "cenizas", procedentes de los términos aplicados en los laboratorios de análisis.

Las “cenizas” no son añadidas al alimento para mascotas, sino que son el residuo que se obtiene tras la aplicación del método analítico y representa principalmente el contenido en minerales; está permitido en este caso el uso de los términos "residuo incinerado" o "materia inorgánica".

9. Número de Lote y fecha de durabilidad mínima

Esta información permite a los fabricantes y a las autoridades competentes identificar los lotes de producto, en caso de que sea necesario, del mismo modo que se hace con los productos para alimentación humana.

La fecha de caducidad señala de forma exacta el momento antes del cual el producto está en sus mejores condiciones. Es importante tener en cuenta que el producto no resulta perjudicial si se consume después de esta fecha, aunque no se garantiza que todos los nutrientes, como por ejemplo las vitaminas, se encuentran en el producto en las cantidades señaladas en la etiqueta.

10. Cómo ponerse en contacto con el fabbricante para obtenir más información

En el envase se puede consultar el nombre y la dirección del fabricante o el distribuidor para obtener más información. Además, debe aparecer en el envase un número de teléfono gratuito, un sitio web, el Servicio de Atención al consumidor o cualquier otro medio a través del cual se pueda contactar con el fabricante/distribuidor.

11. Cómo utilizar el producto (Istrucciones de uso)

En la etiqueta, se deberá incluir una guía de qué cantidad y con qué frecuencia se debe administrar el alimento a la mascota. Es importante seguir estas instrucciones para asegurarse de que el animal recibe todos los nutrientes esenciales, evitando que el animal engorde demasiado y se convierta en un animal obeso.

En caso de que el cliente tenga alguna pregunta, los fabricantes estarán encantados de ayudarle.

12. Declaración del peso y cantidad

La declaración de peso en el envase sigue el mismo formato que el que se emplea en los productos para alimentación humana. A veces, la cantidad no está indicada por peso, si no por el número de unidades (por ejemplo, cinco orejas de cerdo).

13. Otra información

Toda la información resumida anteriormente ha de ser incluida en la etiqueta por ley. Sin embargo, los fabricantes también están autorizados a incluir otra información de forma voluntaria. El hecho de que sea voluntaria no implica que sea menos precisa.

El cliente puede estar familiarizado con las alegaciones que figuran en la etiqueta, en relación con los beneficios particulares del producto. Por ley esta información debe poder ser defendida por el fabricante. Si el cliente tiene alguna preocupación con respecto a cualquier alegación que figura en el envase, se recomienda que, en primera instancia, se ponga en contacto con el fabricante.